Archivo de la categoría: opinión

¿PUEDES MORIR POR DORMIR CON PLANTAS EN EL CUARTO?

Cuando has estudiado Biología, o te dedicas a la agricultura, como nosotros en Naranjas Ecológicas Biovalle, o la botánica en general, es fácil que a lo largo de tu vida te hayan preguntado, o simplemente afirmado en tu presencia, buscando tu asentimiento, “que no se puede dormir con plantas en el cuarto: ¡PODRÍAS MORIR ASFIXIADO!”. Al parecer las plantas respiran por la noche y lo hacen de una forma tan efectiva que podrías morir en caso de introducir una maceta en el cuarto y cerrar la puerta, por pequeña que esta maceta sea.

En la actualidad debido a la crisis, al alto precio de la vivienda, a la falta de empleo de calidad, y a la especulación en general, podemos encontrar pisos en los que viven hasta 10 personas o más, y cuartos de 10m2 en los que duermen en literas 4, 5, 6 personas. Hasta ahí bien, pero, ¡Mucho cuidado si metes una maceta en ese mismo cuarto!

En el imaginario colectivo parece que una especie vegetal, como puede ser una cinta, un poto, o una planta del dinero, respiran más que cualquier persona a lo largo de una noche, y claro… podría ser peligroso.

Pasear por Naranjas Ecológicas Biovalle, incluso de noche es una experiencia multisensorial y nada peligrosa. Al contrario, el aire puro y los sonidos de la naturaleza nos envuelven y relajan.

¿Pero qué hay de cierto en esto?

Queremos aprovechar esta entrada del blog para despejar algunas dudas y desterrar el miedo a dormir con plantas en el cuarto.

¿Es verdad que respiran las plantas por la noche? Pues sí, lo hacen, pero no sólo por la noche. Las plantas respiran durante todo el día. Al igual que animales, hongos, algunas bacterias y protoctistas, las plantas necesitan respirar oxígeno para obtener la energía de los alimentos. Si sólo respirasen de noche no podrían obtener la energía necesaria para llevar a cabo sus funciones vitales básicas a lo largo del día.

Sin embargo encontrarás mucha información en libros e internet en las que se afirma que las plantas hacen la fotosíntesis por el día y respiran por la noche. Para nosotros los animales, lo análogo sería comer por el día (sin respirar) y sólo respirar por la noche (sin comer). Si alguien afirmase esto último sobre los animales, que por el día comen pero no respiran y por la noche respiran pero no comen, lo tomarían directamente por loco o desinformado.

Durante la fotosíntesis, que las plantas sólo hacen por el día porque necesitan la luz solar como fuente de energía, estas elaboran su alimento a partir de agua, minerales, dióxido de carbono y luz solar. Y en el proceso, liberan a la atmósfera oxígeno. Todo ocurre en los cloroplastos de las plantas, unos “órganos” internos que aparecen en sus células y que le dan el color verde a hojas y algunos troncos y ramas.

Fotosíntesis: durante el proceso, el agua, el dióxido de carbono y los minerales, gracias a la energía solar se convierten en azucares (glucosa) emitiendo oxígeno a la atmófera. Fuente foto: https://es.wikipedia.org/wiki/Plantae

La fotosíntesis en definitiva es una especie de auto-mercado en el que la planta es capaz de fabricar su propio alimento sin desplazarse y usando la renovable luz solar. Y además captando CO2 de la atmósfera, y liberando a esta O2.  Un precioso proceso inventado por las bacterias hace unos 2500 millones de años (https://www.investigacionyciencia.es/noticias/el-origen-de-la-fotosntesis-y-la-respiracin-aerbica-15333).

Pero el alimento debe transformarse de nuevo a energía para que las células vegetales puedan realizar sus funciones vitales. Es ahí donde interviene la respiración. Y lo hace en cualquier animal (incluidas las personas), en todas las plantas y hongos, y en algunos microorganismos. Durante el proceso de respiración en las plantas, dentro de unos “órganos” denominados mitocondrias, ocurre el proceso inverso a la fotosíntesis. El O2 oxida (quema) el alimento obtenido durante la fotosíntesis y lo transforma en energía, CO2 y vapor de agua (H2O). El CO2  y el H2O vuelven a la atmósfera, y la energía se la queda la planta.

Respiración: la glucosa que obtuvieron las plantas durante la fotosíntesis, es oxidada por el oxígeno, liberándose energía para las plantas y vapor de agua y dióxido de carbono a la atmósfera. Fuente foto: https://es.wikipedia.org/wiki/Plantae

Como os habréis dado cuenta, es un ciclo en el que la energía solar acaba siendo usada por los organismos fotosintéticos, que por el camino transforman dióxido de carbono y agua en materia orgánica (alimento) liberando oxígeno a la atmósfera. Y cuando respiran, oxidan dicha materia orgánica emitiendo dióxido de carbono y agua a la atmósfera. De esta forma se ha producido un transporte de la energía del sol hacia las plantas.

La respiración ocurre durante todo el día, no sólo en la noche. Sin embargo, el balance final de una planta es positivo, emitiendo más oxígeno del que consume. Por eso hay oxígeno para ellas y los demás seres vivos.

Entonces, ¿es posible morir paseando de noche entre las naranjas ecológicas en Biovalle? ¿Podríamos sufrir falta de oxígeno si durmiésemos en una selva? Y la decisión más terrorífica y espeluznante de todas ¿Duermo en el cuarto con mi pareja, con un poto o con ambos?, y ¿con la puerta abierta o cerrada?

Pues desde Biovalle te aconsejamos que duermas como prefieras pero sin miedo. El oxígeno que una planta puede acopiar durante la noche es mucho menor que el que requiere una persona o un perro grande. Y a nadie se le ocurriría dejar a dormir a su pareja en el sofá para no morir asfixiada, ¿VERDAD? ¿O NO?

Venta Directa: ¿Quiere la Junta limitarla?

La Consejería de Agricultura organiza habitualmente cursos a través del IFAPA para formar a agricultores y ganaderos. Y algunos de los contenidos para la formación que nunca faltan son los de comercialización y marketing. Como autónomo del medio agrario te animan continuamente a comercializar por tu cuenta, a llevar a a cabo acciones de venta directa …

Continue reading “Venta Directa: ¿Quiere la Junta limitarla?” »

Subbética Ecológica: Una ilusión. ¿Quieres apoyarnos?

Ilusionados andamos en el último mes en Biovalle y en todos los proyectos que formamos parte de la gran familia de Subbética Ecológica. Igual de ilusionados que todos los socios que dan vida, emoción y pasión a este proyecto amplio no sólo de consumo o producción, sino de cooperación, intuición, innovación y respeto. Desde el apoyo mutuo y recíproco entre productores y consumidores, la capacidad, el trabajo y la entrega apasionada de buena parte de los socios, el equipo directivo y los técnicos que dan vida al proyecto, y la utopía, no como camino, sino como autopista en este caso, es posible hacer posible un proyecto del que nos sentimos orgullosos y afortunados de formar parte.

Continue reading “Subbética Ecológica: Una ilusión. ¿Quieres apoyarnos?” »

¿Comprar naranjas ecológicas o naturales?

Ahora que estamos a puntito de comenzar la recolección y comercialización de nuestras naranjas ecológicas y de los demás cítricos ecológicos, nos gustaría reflexionar sobre ese extraño fenómeno de … ¡Las naranjas naturales!, e incluso sobre… ¡¡Las naranjas completamente naturales!!

Continue reading “¿Comprar naranjas ecológicas o naturales?” »

Precios mínimos, libre mercado y agroseguros

En nuestras vidas, nos enseñan desde pequeños que vivimos en una sociedad capitalista de libre mercado que se autorregula perfectamente. Algo así como una mezcla de una nana con un mantra que a cada paso que das en la vida te mece plácidamente y te recuerda que nada se puede ni se debe regular económicamente. Entre otras cosas porque por definición los precios siempre son justos, y acordes a lo producido y ofertado, y a lo demandado en los mercados. Autorregulación perfecta. Y hay hasta economistas que se lo creen.

Sorprende sin embargo que los bancos españoles y de medio mundo, de países económicamente “autorregulados” por el libre mercado, el epicentro del capitalismo menos libre y más liberal, hayan tenido que ser rescatados en medio de esta crisis social y ambiental que algunos siguen empeñados en llamar económica. ¿Pero no se regulaban solos? ¿Pero acaso no estaba todo en un equilibrio perfecto y justo? Lógicamente, bajo estas premisas, si algo cae es porque no funciona, por lo que inyectarle financiación pública gratuita no tiene ningún sentido. Y menos con naciones-estado fieles creyentes en los supuestos de la mano invisible de Adam Smith.

En estos días en los que la enésima crisis del sector lácteo se encuentra en un punto álgido y los ganaderos apenas si pueden, ni siquiera, alimentar a sus vacas por los ridículos ingresos que perciben, escuchamos y leemos noticias sobre la posibilidad de establecer precios mínimos que permitan la subsistencia de un sector que se encuentran en la cuerda floja. Sin embargo son muchos los políticos y tecnócratas que, como abanderados del liberalismo, se pronuncian sistemáticamente en contra: ¡no podemos regular los mercados!. Ellos que se apresuraron a rescatar a bancos con dinero público, a través de “mecanismos de libre mercado”, como el incremento del IVA, entre otros, que por supuesto está “regulado y decidido” por el libre mercado, ¿verdad?.

crisis leche

Acción de protesta de los ganaderos gallegos Fuente: [imagen en línea]:http://www.elconfidencial.com (EFE)

Curiosamente en el campo, ese sector del que a muchos, en aras de la modernidad y el progreso, les gustaría olvidarse y desprenderse, la regulación de los precios en origen sigue siendo imposible. Por eso es fácil encontrar que las frutas y verduras por las que se pagan precios ridículos a los agricultores luego pueden adquirirse en los hipermercados hasta 10, 15, y 20 veces más caras.

Paradójicamente ese mismo estado que asegura que no puede regular nada y que el mercado es libre, no permite al agricultor asegurar su cosecha a través de los seguros agrarios al precio/kg., que el productor considere oportuno, ni tampoco asegurar el período de tiempo que le interese en base a sus decisiones, porque ¡ha regulado dichas condiciones!.

Este año, sin ir más lejos, en la Orden AAA/520/2015, de 16 de marzo (Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente), del seguro con coberturas crecientes para explotaciones de cítricos para el ejercicio 2015, en su anexo VII (Precios a efectos del seguro) se establecen para las naranjas ecológicas de las principales variedades que cultivamos en Biovalle los siguientes precios:
-Navelina y salustiana, precios mínimos para asegurarlas: 0,1€/Kg., y precio máximo: 0,2€/Kg.
-Cadenera (nuestra variedad local en peligro de desaparición), precio mínimo: 0,08€/Kg., y precio máximo: 0,15€/Kg.

BOE-2015-seguro-cobertura-creciente-citricos-17

Imagen del Anexo VII (II) de la Orden AAA/520/2015, de 16 de marzo, donde se establecen los precios mínimos y máximos asegurables por Kg., para las diferentes variedades y especies de cítricos ecológicos (se expresan en euros/100Kg.).

Ninguno de los precios máximos establecidos por el ministerio (¡0,20 y 0,15€/Kg.!) hace viable ninguna producción ecológica de cítricos en caso de incidencias, todos los precios se encuentran por debajo del mínimo admisible considerado por cualquier investigador en la materia. A pesar de haber hecho nuestro seguro, si se hielan las naranjas o el granizo les afecta…

Estos precios parecen servir también de adelanto para el sector de la distribución, una especie de llamada de atención para que sepan los precios que desde el ministerio consideran “apropiados”.

Por eso, desde Biovalle os estamos tan agradecidos cuando decidís comprar naranjas ecológicas, o limones ecológicos, o cualquiera de nuestros cítricos biológicos, a nosotros o a las tiendas que trabajan con nosotros. Entre tod@s y desde la base hacemos una sociedad más justa, real y viable.