¿PUEDES MORIR POR DORMIR CON PLANTAS EN EL CUARTO?

Cuando has estudiado Biología, o te dedicas a la agricultura, como nosotros en Naranjas Ecológicas Biovalle, o la botánica en general, es fácil que a lo largo de tu vida te hayan preguntado, o simplemente afirmado en tu presencia, buscando tu asentimiento, “que no se puede dormir con plantas en el cuarto: ¡PODRÍAS MORIR ASFIXIADO!”. Al parecer las plantas respiran por la noche y lo hacen de una forma tan efectiva que podrías morir en caso de introducir una maceta en el cuarto y cerrar la puerta, por pequeña que esta maceta sea.

En la actualidad debido a la crisis, al alto precio de la vivienda, a la falta de empleo de calidad, y a la especulación en general, podemos encontrar pisos en los que viven hasta 10 personas o más, y cuartos de 10m2 en los que duermen en literas 4, 5, 6 personas. Hasta ahí bien, pero, ¡Mucho cuidado si metes una maceta en ese mismo cuarto!

En el imaginario colectivo parece que una especie vegetal, como puede ser una cinta, un poto, o una planta del dinero, respiran más que cualquier persona a lo largo de una noche, y claro… podría ser peligroso.

Pasear por Naranjas Ecológicas Biovalle, incluso de noche es una experiencia multisensorial y nada peligrosa. Al contrario, el aire puro y los sonidos de la naturaleza nos envuelven y relajan.

¿Pero qué hay de cierto en esto?

Queremos aprovechar esta entrada del blog para despejar algunas dudas y desterrar el miedo a dormir con plantas en el cuarto.

¿Es verdad que respiran las plantas por la noche? Pues sí, lo hacen, pero no sólo por la noche. Las plantas respiran durante todo el día. Al igual que animales, hongos, algunas bacterias y protoctistas, las plantas necesitan respirar oxígeno para obtener la energía de los alimentos. Si sólo respirasen de noche no podrían obtener la energía necesaria para llevar a cabo sus funciones vitales básicas a lo largo del día.

Sin embargo encontrarás mucha información en libros e internet en las que se afirma que las plantas hacen la fotosíntesis por el día y respiran por la noche. Para nosotros los animales, lo análogo sería comer por el día (sin respirar) y sólo respirar por la noche (sin comer). Si alguien afirmase esto último sobre los animales, que por el día comen pero no respiran y por la noche respiran pero no comen, lo tomarían directamente por loco o desinformado.

Durante la fotosíntesis, que las plantas sólo hacen por el día porque necesitan la luz solar como fuente de energía, estas elaboran su alimento a partir de agua, minerales, dióxido de carbono y luz solar. Y en el proceso, liberan a la atmósfera oxígeno. Todo ocurre en los cloroplastos de las plantas, unos “órganos” internos que aparecen en sus células y que le dan el color verde a hojas y algunos troncos y ramas.

Fotosíntesis: durante el proceso, el agua, el dióxido de carbono y los minerales, gracias a la energía solar se convierten en azucares (glucosa) emitiendo oxígeno a la atmófera. Fuente foto: https://es.wikipedia.org/wiki/Plantae

La fotosíntesis en definitiva es una especie de auto-mercado en el que la planta es capaz de fabricar su propio alimento sin desplazarse y usando la renovable luz solar. Y además captando CO2 de la atmósfera, y liberando a esta O2.  Un precioso proceso inventado por las bacterias hace unos 2500 millones de años (https://www.investigacionyciencia.es/noticias/el-origen-de-la-fotosntesis-y-la-respiracin-aerbica-15333).

Pero el alimento debe transformarse de nuevo a energía para que las células vegetales puedan realizar sus funciones vitales. Es ahí donde interviene la respiración. Y lo hace en cualquier animal (incluidas las personas), en todas las plantas y hongos, y en algunos microorganismos. Durante el proceso de respiración en las plantas, dentro de unos “órganos” denominados mitocondrias, ocurre el proceso inverso a la fotosíntesis. El O2 oxida (quema) el alimento obtenido durante la fotosíntesis y lo transforma en energía, CO2 y vapor de agua (H2O). El CO2  y el H2O vuelven a la atmósfera, y la energía se la queda la planta.

Respiración: la glucosa que obtuvieron las plantas durante la fotosíntesis, es oxidada por el oxígeno, liberándose energía para las plantas y vapor de agua y dióxido de carbono a la atmósfera. Fuente foto: https://es.wikipedia.org/wiki/Plantae

Como os habréis dado cuenta, es un ciclo en el que la energía solar acaba siendo usada por los organismos fotosintéticos, que por el camino transforman dióxido de carbono y agua en materia orgánica (alimento) liberando oxígeno a la atmósfera. Y cuando respiran, oxidan dicha materia orgánica emitiendo dióxido de carbono y agua a la atmósfera. De esta forma se ha producido un transporte de la energía del sol hacia las plantas.

La respiración ocurre durante todo el día, no sólo en la noche. Sin embargo, el balance final de una planta es positivo, emitiendo más oxígeno del que consume. Por eso hay oxígeno para ellas y los demás seres vivos.

Entonces, ¿es posible morir paseando de noche entre las naranjas ecológicas en Biovalle? ¿Podríamos sufrir falta de oxígeno si durmiésemos en una selva? Y la decisión más terrorífica y espeluznante de todas ¿Duermo en el cuarto con mi pareja, con un poto o con ambos?, y ¿con la puerta abierta o cerrada?

Pues desde Biovalle te aconsejamos que duermas como prefieras pero sin miedo. El oxígeno que una planta puede acopiar durante la noche es mucho menor que el que requiere una persona o un perro grande. Y a nadie se le ocurriría dejar a dormir a su pareja en el sofá para no morir asfixiada, ¿VERDAD? ¿O NO?

Esta entrada fue publicada en Articulo, opinión, Salud el por .
Juan C. Salamanca Ocaña

Acerca de Juan C. Salamanca Ocaña

Biólogo y ecólogo por vocación, estudié Biología en la Universidad de Córdoba, obtuve el D.E.A. en Ecología por la Universidad de Sevilla, y realicé el Master en Agricultura, Ganadería y Silvicultura Ecológica de la Universidad Internacional de Andalucía.

He trabajado en la Universidad de Córdoba, y en la Pablo de Olavide, en la Fundación Gypaetus, y en varias empresas (consultoras ambientales...).

He participado en proyectos e investigaciones relacionadas con la ecología acuática, la reintroducción del quebrantahuesos en Andalucía, la educación ambiental, etc.

He desempeñado funciones de técnico, investigador, responsable de comunicación y otras. Disfruto en la naturaleza, y me interesan profundamente los aspectos sociales, políticos y ambientales relacionados con la agroecología.

2 comentarios en “¿PUEDES MORIR POR DORMIR CON PLANTAS EN EL CUARTO?

  1. Jesús Vaquero

    He sido profesor de Ciencias durante más de 30 años. No sabes lo que me ha costado quitar esta idea de l@s l@s Alumn@s de la ESO.
    Difundir estos conceptos es necesario. Parece que los bulos no son un invento actual.

    Responder
    1. Juan C. Salamanca OcañaJuan C. Salamanca Ocaña Autor

      Muchas gracias Jesús, nosotros nos encontramos incluso con profesores de otras materias, y muchos adultos que aseguran que las plantas sólo respiran de noche. Y por supuesto a un ritmo que ni el mismisimo Usain Bolt cuando batió el record del mundo de los 100m. lisos.
      Desde Naranjas Ecológicas Biovalle nos gusta la divulgación e intentar difundir y explicar información sobre nuestro trabajo. Conocer es la mejor forma de apreciar cualquier cosa en la vida. Que cada vez estamos más desconectados de la naturaleza y más conectados a artefactos audiovisuales.
      Saludos.
      Juan C.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *