Biovalle: Naranjas ecológicas con certificación

La confianza comienza por uno mismo. En nuestro caso la única forma de que nuestros clientes confíen en nuestro proyecto comienza por nuestras manos y nuestro trabajo diario.

Tenemos que hacer las cosas lo mejor posible, pero también tenemos que transmitirlo y mostrarlo. De ahí la importancia que le otorgamos a nuestras redes sociales y a nuestro blog como lugares virtuales que sirven de “ventanas” para que nuestros clientes, y seguidores puedan conocernos un poquito mejor.

De manera más tradicional, y aprovechando la cercanía de Biovalle a Córdoba y Sevilla, y a importantes vías de comunicación por carretera y tren (la estación de tren de Palma se encuentra a 10 minutos andando de Biovalle), facilitamos las visitas guiadas a la finca para conocernos de manera más profunda. Ofrecemos también degustaciones en locales de proyectos con los que colaboramos, asistimos a eventos, ofrecemos charlas, etc.

3

Degustación de naranjas ecológicas en Tierras Vivas (Jaén), el estupendo proyecto de Lorenza Olivares en la capital jiennense.

Sin duda todas estas formas de estar en contacto con vosotros facilitan el que además de conocernos hayáis podido seguirnos a lo largo de estos últimos años. La confianza emerge así de una manera natural, gracias a que vosotros conocéis poco a poco, año tras año, nuestra forma de pensar y trabajar. Nos parece que esta es la mejor forma de confiar en un proyecto.

Pero desafortunadamente no todos nuestros clientes reales o potenciales pueden conocernos directamente, ni visitarnos, ni seguirnos a través de las redes sociales, ni siquiera en la mayoría de las ocasiones saben quién es Biovalle, ni qué familia se encuentra detrás de este proyecto, ya que se limitan a comprar mandarinas ecológicas o limones, o naranjas en una tienda especializada. En el mejor de los casos los responsables de estas tiendas, al menos, si sabrán algo sobre nosotros, siempre que no hayan llegado a nuestros cítricos ecológicos a través de una distribuidora que nos haya comprado parte de nuestra cosecha al por mayor.

De ahí surge la necesidad de certificar las producciones ecológicas siguiendo la normativa europea traspuesta a nuestra normativa nacional. Es una manera de asegurar el cumplimiento de las normas de producción ecológica para todos los consumidores, sin necesidad de que tenga que existir un contacto, ni un conocimiento efectivo directo de los productores por parte de los consumidores.

1

Visita del organismo de certificación la pasada semana. Rellenando los formularios trás la inspección.

Evidentemente nosotros preferimos la relación directa, las visitas, las redes sociales, las degustaciones, las charlas…, antes que la frialdad de un sello, pero asumimos que no podemos llegar así a todos nuestros clientes, y que para muchos (tiendas, distribuidores) es un requisito legal indispensable para comprar naranjas ecológicas y luego poderlas ofrecer a sus clientes.

En Biovalle sabemos que las naranjas ecológicas certificadas que producimos cuentan con el añadido de la confianza que generan las normativas específicas que regulan este sector.

Aprovechamos esta entrada para informaros de que la semana pasada recibimos la visita de inspección por parte de la entidad certificadora (en nuestro caso: CAAE) que se encarga de comprobar el cumplimiento de la normativa de producción ecológica. Como ha venido ocurriendo en todas las ocasiones precedentes, la inspección transcurrió sin ninguna incidencia. Todo en regla legalmente una año más. Cuando empecemos a recolectar nuestros cítricos, los pomelos ecológicos estarán para finales de octubre, nuestro certificado ecológico, en regla y actualizado, acompañará a todos los productos de Biovalle.

2

Impresos rellenos tras la inspección del organismo de control CAAE. Sin incidencias un año más.

Esta entrada se publicó en Articulo, Naranjas Ecológicas Biovalle, Noticia y está etiquetada con , , , en por .
Juan C. Salamanca Ocaña

Acerca de Juan C. Salamanca Ocaña

Biólogo y ecólogo por vocación, estudié Biología en la Universidad de Córdoba, obtuve el D.E.A. en Ecología por la Universidad de Sevilla, y realicé el Master en Agricultura, Ganadería y Silvicultura Ecológica de la Universidad Internacional de Andalucía.

He trabajado en la Universidad de Córdoba, y en la Pablo de Olavide, en la Fundación Gypaetus, y en varias empresas (consultoras ambientales...).

He participado en proyectos e investigaciones relacionadas con la ecología acuática, la reintroducción del quebrantahuesos en Andalucía, la educación ambiental, etc.

He desempeñado funciones de técnico, investigador, responsable de comunicación y otras. Disfruto en la naturaleza, y me interesan profundamente los aspectos sociales, políticos y ambientales relacionados con la agroecología.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *